Archivo de la etiqueta: Navidad

Teatinas (47)

Teatinas, banner 47Las Religiosas Teatinas acabamos de celebrar 40 años de presencia en México. Cuarenta años que el Señor nos permite celebrar “caminando”, incansablemente, ilusionadamente, el camino que Úrsula marcó con amor.
Dice el Padre Gregorio Mateu en su libro, Sin más regla que el amor:

«El carisma teatino acoge la Palabra de Dios, no desde la pasividad, sino desde la fecundidad espiritual, desde la formación integral de la persona, desde la proyección del amor sin fronteras».

Como comunidad educativa que somos, nos recuerda así que nuestra vida se fundamenta y consolida en la Palabra Divina que ilumina el camino y reorienta la actividad apostólica, proyectando un futuro cada vez mejor. Las teatinas queremos “ser”, más que “hacer”, poniendo el acento en la vida misma, orientando el estilo humano, espiritual de cada una de las personas. Madre Úrsula Benincasa, Fundadora de las Religiosas Teatinas de la Inmaculada ConcepciónAsí, la figura humana-profética de Madre Úrsula, sigue siendo plenamente necesaria para la gente de hoy, que sabe escucharla. “Ella promovió la cultura de la solidaridad, de la justicia, de la entrega, de la santidad, del amor”. Su mensaje cuestionante y generoso sigue siendo plenamente válido. El mensaje que posee su vida, su doctrina y su carisma hoy, aquí, es una profunda vivencia espiritual, una rica interioridad, una gran disponibilidad para servir y ayudar a los demás desde el amor sin condiciones.
En Madre Úrsula, se distingue una fuerte exigencia consigo misma, siendo, por otra parte, amable con los demás, alegre, llena de vida, mística. Se aprecia en su vida el testimonio de unos años duros, densos, de excelente trabajo, saturados de ilusión. Con toda esta herencia, matizada con los aconteceres de estos tiempos, las Hijas de Madre Úrsula seguimos “pretendiendo” extender el reino de los cielos, cooperando con las familias en la educación, enseñanza y formación de sus hijos pequeños. Guardería de las Teatinas en LindavistaCon ese fin hemos abierto un Jardín Infantil con el nombre de “Úrsula Benincasa”. Nuestra misión en el Jardín, es

brindar ayuda y apoyo a los padres de familia en el cuidado y la educación de sus hijos. Queremos mantener vivo el Carisma de la Madre, que trabajó incansablemente por la educación y nos invita a trabajar incansablemente por la Infancia y Juventud.

La Visión que nos sirve de ideal, es

encontrar a Jesús en los niños y en ellos amarlo y servirlo. Para eso, procuramos crear un ambiente familiar y seguro, que favorezca la personalización de la enseñanza y la adquisición efectiva de hábitos y rutinas de autonomía y socialización, que serán fundamentales en futuros aprendizajes.

Nuestra filosofía es que

queremos colaborar en la formación integral de los niños mediante la transmisión de valores propios del humanismo cristiano, potenciando el desarrollo en todas sus dimensiones: biológica, afectiva, social y espiritual, por lo que nuestro día se llena de cantos, juegos, oraciones, estimulación temprana en habla, motor grueso y fino, conceptos y destrezas, español –inglés, comedor, guardería… además de escuela para padres.

Guardería de las Teatinas en LindavistaComo vemos, no se distingue mucho de otros jardines, la diferencia la hace el querer educar y formar en los valores humanos en referencia constante a Cristo y al Evangelio; querer prolongar la presencia de Madre Úrsula a través del tiempo, compartiendo con las familias la felicidad, la paz, la alegría con que Dios, por medio de Madre Úrsula nos ha bendecido. ¿Cristalizamos el carisma de vivir sin más regla que el amor? Al menos lo intentamos con alegría. Somos Comunidad Educativa e integrada con padres, alumnos y colaboradores, formando un equipo unido por unos ideales comunes que buscan las formas más adecuadas para insertarse en dicha comunidad, transformarla y hacerla más humana y fraterna.
¡Gracias, Señor, por cuarenta años de camino. Y por celebrarlos con tanto gozo!
Religiosas Teatinas de Lindavista

Sólo para niños (47)

Generalmente por estas fechas se percibe y se respira en el ambiente la temporada navideña, empezando por las preposadas, luego las posadas y enseguida la tan añorada Navidad, que nos hace olvidar por un momento los problemas económicos, los disgustos familiares o con los amigos, en este tiempo de apapacharnos física y mentalmente.
Hay que recordar que después de la Navidad nos cuesta trabajo dejar ese momento de felicidad y lo revivimos con el festejo de fin de año y de pilón con la llegada de los Reyes Magos.
Después de todo este torrente de festejos y sueños, nos damos cuenta que muchas veces seguimos siendo los mismos, es decir, el Niño Jesús no encontró en nuestro corazón aquel portalito donde nacer o, si lo encontró, ya estaba ocupado por los regalos que dejó Santa Claus.
Parte del problema está en la forma de cómo nos preparamos para el nacimiento del Niño Jesús: El Adviento significa preparación, es disponer el espíritu para la llegada del Gran Amor: Dios hecho Hombre.
Sagrada Familia

Navidad

Si tienes tristeza, alégrate:
la Navidad es Gozo.
Si tienes enemigos, reconcíliate:
la Navidad es Paz.
Si tienes amigos, búscalos:
la Navidad es Encuentro.
Si tienes pobres a tu lado, ayúdalos:
la Navidad es Don.
Si tienes soberbia, sepúltala:
la Navidad es Humildad.
Si tienes deudas, págalas:
la Navidad es Gracia.
Si tienes errores, reflexiona:
la Navidad es Verdad.
Si tienes odio, olvídalo:
la Navidad es Amor.

La Palabra de Dios y los Apóstoles nos dicen qué cualidades deben tener nuestros regalos

Sin egoísmo

San Pablo nos dice estas palabras:

«En todo les he enseñado que es así como se debe trabajar a fin de tener también para ayudar a los necesitado, recordando las palabras del Señor Jesús, que dijo:

“Hay mayor felicidad en dar que recibir”.» (Hch 20,35)

Con responsabilidad

Se nos recuerda la responsabilidad de los dones, talentos y habilidades con las cuales Dios nos ha dotado.

«Ya que cada uno ha recibido, algún don espiritual, úsenlo para el bien de los demás: hagan fructificar las diferentes gracias que Dios repartió entre ustedes.» (1 Pe 4, 10)

Con generosidad

La Biblia dice qué premio reciben los que dan generosamente. Además fíjense:

«Quien siembra con mezquindad cosechará con mezquindad, y quien hace siembras generosas, generosas cosechas tendrá.» (2 Co 9, 6)

El premio no es necesariamente material; el pago que recibimos es en sentimientos de satisfacción y de felicidad.

Con alegría

Pablo nos recuerda el interés que Jesús puso, para que nuestro dar fuera con alegría.

«Cada uno dé según lo decidió personalmente y no de mala gana o a fuerza, pues Dios ama al que da con alegría.» (2 Co 9, 7)

Dios bendice al que da sin interés

En el sermón de la montaña, Jesús nos dice que dando es como nos enriquecemos.

«Den y se les dará. Pues con la medida que midan serán medidos.» (Lc 6,38)

Dar juguetes o ropa que estén en buen estado a gente necesitada. Aprende a desprenderte de ti mismo o de algo, para que experimentes la alegría de dar.

¿Qué regalar?

Los regalos que expresan los ideales cristianos.

Tiempo

Es el regalo más precioso que puedes dar. Regalar tu tiempo (unas horas para acompañar a tus abuelos), hacer una llamada…, platicar con alguien…, visitar a una persona que está sola.
Ayuda a la comunidad de tu parroquia en alguna tarea o servicio. Ayudando a las misiones por ejemplo.
Regala lo que sabes hacer… comparte y enseña lo que sabes. Usa tus habilidades (dibujar, tocar un instrumento, etc.) para hacer a alguien feliz.

Navidad con maría

En estas fiestas Navideñas no podemos olvidar a María, porque ella tiene un lugar muy importante cerca de Jesús. Ella es la Madre, ella es también madre nuestra y modelo de todas nuestras formas y actitudes al acercarnos al Señor.
A la Virgen Santísima nos podemos acercar con amor y confianza y pedirle nos dé una actitud acertada en estas celebraciones que significan tanto en nuestra Salvación.
Con todo mi cariño. Martha.