Teatinas (47)

Teatinas, banner 47Las Religiosas Teatinas acabamos de celebrar 40 años de presencia en México. Cuarenta años que el Señor nos permite celebrar “caminando”, incansablemente, ilusionadamente, el camino que Úrsula marcó con amor.
Dice el Padre Gregorio Mateu en su libro, Sin más regla que el amor:

«El carisma teatino acoge la Palabra de Dios, no desde la pasividad, sino desde la fecundidad espiritual, desde la formación integral de la persona, desde la proyección del amor sin fronteras».

Como comunidad educativa que somos, nos recuerda así que nuestra vida se fundamenta y consolida en la Palabra Divina que ilumina el camino y reorienta la actividad apostólica, proyectando un futuro cada vez mejor. Las teatinas queremos “ser”, más que “hacer”, poniendo el acento en la vida misma, orientando el estilo humano, espiritual de cada una de las personas. Madre Úrsula Benincasa, Fundadora de las Religiosas Teatinas de la Inmaculada ConcepciónAsí, la figura humana-profética de Madre Úrsula, sigue siendo plenamente necesaria para la gente de hoy, que sabe escucharla. “Ella promovió la cultura de la solidaridad, de la justicia, de la entrega, de la santidad, del amor”. Su mensaje cuestionante y generoso sigue siendo plenamente válido. El mensaje que posee su vida, su doctrina y su carisma hoy, aquí, es una profunda vivencia espiritual, una rica interioridad, una gran disponibilidad para servir y ayudar a los demás desde el amor sin condiciones.
En Madre Úrsula, se distingue una fuerte exigencia consigo misma, siendo, por otra parte, amable con los demás, alegre, llena de vida, mística. Se aprecia en su vida el testimonio de unos años duros, densos, de excelente trabajo, saturados de ilusión. Con toda esta herencia, matizada con los aconteceres de estos tiempos, las Hijas de Madre Úrsula seguimos “pretendiendo” extender el reino de los cielos, cooperando con las familias en la educación, enseñanza y formación de sus hijos pequeños. Guardería de las Teatinas en LindavistaCon ese fin hemos abierto un Jardín Infantil con el nombre de “Úrsula Benincasa”. Nuestra misión en el Jardín, es

brindar ayuda y apoyo a los padres de familia en el cuidado y la educación de sus hijos. Queremos mantener vivo el Carisma de la Madre, que trabajó incansablemente por la educación y nos invita a trabajar incansablemente por la Infancia y Juventud.

La Visión que nos sirve de ideal, es

encontrar a Jesús en los niños y en ellos amarlo y servirlo. Para eso, procuramos crear un ambiente familiar y seguro, que favorezca la personalización de la enseñanza y la adquisición efectiva de hábitos y rutinas de autonomía y socialización, que serán fundamentales en futuros aprendizajes.

Nuestra filosofía es que

queremos colaborar en la formación integral de los niños mediante la transmisión de valores propios del humanismo cristiano, potenciando el desarrollo en todas sus dimensiones: biológica, afectiva, social y espiritual, por lo que nuestro día se llena de cantos, juegos, oraciones, estimulación temprana en habla, motor grueso y fino, conceptos y destrezas, español –inglés, comedor, guardería… además de escuela para padres.

Guardería de las Teatinas en LindavistaComo vemos, no se distingue mucho de otros jardines, la diferencia la hace el querer educar y formar en los valores humanos en referencia constante a Cristo y al Evangelio; querer prolongar la presencia de Madre Úrsula a través del tiempo, compartiendo con las familias la felicidad, la paz, la alegría con que Dios, por medio de Madre Úrsula nos ha bendecido. ¿Cristalizamos el carisma de vivir sin más regla que el amor? Al menos lo intentamos con alegría. Somos Comunidad Educativa e integrada con padres, alumnos y colaboradores, formando un equipo unido por unos ideales comunes que buscan las formas más adecuadas para insertarse en dicha comunidad, transformarla y hacerla más humana y fraterna.
¡Gracias, Señor, por cuarenta años de camino. Y por celebrarlos con tanto gozo!
Religiosas Teatinas de Lindavista